Opiniones

El entorno es precioso, lo cual hace aun mas agradable la visita.el restaurante-hotel se encuentra a la entrada mismo y tiene buena zona para aparcar sin problemas. La terraza tanto la del bar como la del restaurante son muy agradables en verano. La del restaurante es ideal para celebraciones veraniegas. La atencion es de 10, no se puede encontrar gente mas amable y profesional. La comida, que es a lo que vas es magnifica, la empanada, las carrilleras, el churrasco, las mollejas, todo es magnifico. Las porciones son grandes y está muy bien elaborado. No defrauda nunca y vas siempre sobre seguro, pidas lo que pidas. Para niños es ideal porque por fin hay un sitio al que le pides media ración de algo y no te ponen problema alguno; y asi evitas tener que darles los consabidos spaguetti con tomate o los nuggets de pollo, que algunos restaurantes se creen que los niños no comen otra cosa. En resumen, local de lujo, servicio de lujo, comida de lujo, excelente relacion calidad-precio. No se puede pedir mas.
.
en TripAdvisor
Hemos comido y cenado varias veces y siempre hemos acabado contentos. Se nota mucha dedicación e interés en la elaboración de los platos. No pudimos poner pegas a ninguno, todos estaban buenísimos. El pastel de cabracho, la empanada, el solomillos de buey, las carrilleras, la lubina a la plancha, el pastel de queso o la tarta de la casa, todo se comía con facilidad y si añadimos la atención tan esmerada que ofrecen, se puede decir sin miedo, que este es uno de los mejores sitios para comer de todo El Bierzo
Más comentarios
en Trip Advisor
.
en TripAdvisor
Mesón con menú excelente, comida espectacular, muy delicada y casera; el precio no es alto, más bien económico para lo que ofrece. Excelente en cuanto a calidad de la comida, variedad, presentación, servicio, etc... muy recomendable. Si se viaja por El Bierzo, es obligada una visita a este mesón. Excelente en todo. Dispone de Wi-Fi gratuito
Más comentarios
en Google
.
en Google
No conocía este sitio; fuí de invitado, por unos amigos y quedé encantada. La comida excelente, se nota que la persona que cocina es de cocciones lentas y tradicionales. Sus platos de cuchara, recuerdan a la cocina de la abuela. La ternera estofada, las carrilleras, el cabracho, todo excelente. Los regamos con un mencía, de cosecha propia, muy bueno, con color rojo picota, limpio y con lágrima densa. Tiene una acidez suave y equilibrada. Y los postres? Una tarta de la casa y pastel de queso, ambos caseros, que compartímos y saboreamos, mientras nos servían unos deliciosos chupitos de la casa. Sin duda, un lugar encantador para comer, al que he vuelto, porque además de lo excelente de su cocina, la atención y el servicio es muy esmerado.
Más comentarios
en Google
.
en Google